RSS

sábado, 22 de mayo de 2010

La Tecnología Ecológica no convence a las empresas

Reducir el consumo energético y las emisiones de CO2. Es el mantra de toda una industria tecnológica preocupada por unas cifras cada vez más espinosas. Las TIC suponen el 2% de lasemisiones globales de gases de efecto invernadero a la atmósfera, una cifra equivalente al sector de aviación civil al completo, según Gartner. Incluso una simple búsqueda en Google tiene su impacto: 0,2 gramos de CO2. O lo que es lo mismo, un millar de búsquedas contamina tanto como conducir un coche durante un kilómetro.

¿Se puede evitar? Gigantes como IBM, Google, HP o Microsoft llevan un tiempo con la solución en la boca: ‘green IT’. Es decir, construir servidores, centros de datos, PC y aplicaciones que consuman menos energía y, en consecuencia, emitan menos CO2 a la atmósfera. El problema es que, de momento, siguen sin convencer a las compañías para entrar en el juego. Apenas un puñado en Europa y EE UU, y aún menos en España, se han propuesto seriamente controlar su consumo energético.
En concreto, menos del 30% de las grandes empresas mundiales han desarrollado iniciativas para controlar el impacto medioambiental de su uso de tecnología. El resto aún no ha tomado medidas o, directamente, no está interesado. ‘Lo último que quieren los directores de tecnología es tener que lidiar con otro problema’, explica David Metcalfe, director general de Verdantix, consultora especializada en cambio climático. ‘Pero lo van a tener que hacer. El precio de la energía seguirá subiendo y se aprobarán más regulaciones que obliguen a controlar su consumo. Cualquier organización por encima de los 1.000 millones de euros de facturación y el 3,5% de gasto en tecnología, debería estar preocupada’.
El conflicto se reduce a una cuestión muy simple: ¿quién paga la factura energética? El consumo de electricidad de miles de PC, servidores y centros de datos puede llegar a superar el 30% del gasto energético total de una compañía. Sin embargo, el director de tecnología se desentiende del coste, que suele recaer en el departamento de operaciones. Por eso su reacción actual a la tecnología ecológica es previsible: ‘baja prioridad’.

En adelante la situación podría cambiar. Los directores de operaciones y financieros empiezan a analizar con lupa cada partida presupuestaria en busca de reducciones. Y el consumo energético será un área estrella. ‘Hoy el responsable de tecnología no paga la cuenta energética, pero en un futuro se le imputará y entonces la tendrá que gestionar y reducir’, asegura Miguel Ángel Ordóñez, director de servicios de instalaciones de IBM. Según sus datos, el 42% de las empresas desconoce por completo cuál es su consumo energético. ‘Hay facturas entre 600.000 euros y un millón que se podrían reducir hasta en el 40%’. Y con ello, su impacto medioambiental.

Tecnología y responsabilidad social
De momento, sólo las compañías con programas de responsabilidad social corporativa han puesto en marcha estrategias de cambio climático que fuerzan a los departamentos de sistemas a ser más eficientes. Vodafone, HSBC o Virgin se han comprometido a recortar susemisiones de CO2 reduciendo el número de centros de datos, desplegando software que apaga los ordenadores no utilizados o sustituyendo los desplazamientos de avión por sistemas de videoconferencia. Tesco, la cadena inglesa de supermercados, anunció recientemente un plan para diseñar tiendas ecológicas que contaminan un 70% menos.

En España los ejemplos son escasos. Endesa, junto con IBM, reducirá el consumo energético de sus sistemas en Latinoamérica en un 50%. Es decir, 1.290 toneladas de CO2 menos emitidas cada año a la atmósfera. Repsol YPF es otro de los referentes. ‘Estamos muy distribuidos geográficamente, con 24 centros de datos en medio mundo. Queremos reducirlos a 4 en un futuro’, dice Javier García, director de planificación y arquitectura de sistemas de la compañía.
Fuera del sector energético, en España la tecnología ecoeficiente parece sólo una moda. ‘Los directores tecnológicos tal vez tengan otros asuntos más importantes en los que pensar, pero eso cambiará. Ahora todos preguntan ¿dónde puedo recortar costes? Y un área de ahorro directo es pedir a los proveedores reducciones por eficiencia energética’, señala Rakesh Kumar, vicepresidente de Gartner.

Muchas firmas tienen ya externalizada gran parte de sus centros de datos a proveedores como HP, IBM o T-Systems. Pero sólo algunas empiezan a exigirles planes de optimización de energía como medida de ahorro de costes en el contrato final. ‘Hasta el 12% de lo que pagan por la gestión de un centro de datos se va en energía. Y son cifras que crecen muy rápido, entre el 15% y el 20% cada año’, asegura Kumar.

Ausencia de regulaciones

La otra incógnita será conocer el impulso que las regulaciones puedan tener en la adopción de tecnología ecológica. Hasta ahora ha sido escaso. Más allá del Protocolo de Kioto y el código de conducta de centros de datos aprobado en Noviembre por la UE, que es voluntario, la ausencia de regulaciones es casi completa. ‘Confiamos en que esto cambie en los próximos años. El compromiso del plan Europa 2020 de reducir en el 20% las emisiones de la UE en 2020 irá creando regulaciones por país’, cuenta Pedro Montarelo, director de responsabilidad social corporativa de Sun Microsystems.

Hasta entonces, serán las propias tecnológicas las que deban tirar del carro. Sun es precisamente uno de los cientos de proveedores que se han unido a la iniciativa Climate Savers creada por Google e Intel en el 2007. El objetivo: reducir en el 2010 en 54 millones de toneladas las emisiones de CO2 provocadas por el uso de ordenadores, lo que equivaldría a la contaminación de 11 millones de coches.

Los proveedores más ecológicos

Según un estudio reciente de la consultora Gartner y WWF, sólo cuatro proveedores tecnológicos están a la cabeza en materia medioambiental y de eficiencia energética: BT, Fujitsu, IBM y HP. Otros, como Google, Nokia o Dell van un paso por detrás. Y gigantes asiáticos como Lenovo o Wipro, e incluso la alemana SAP, están a la cola.

Muchas de las iniciativas anunciadas, como el último acuerdo entre Google y General Electricpara hacer las energías renovables más accesibles, parecen no ir más allá de las meras intenciones. ‘Las compañías no deben confundir estrategias de comunicación y visibilidad conacciones reales’, explica el informe. Pero, ¿qué debería hacer un director tecnológico para explorar las opciones de subirse al green IT?

Tan simple como visitar un centro de datos ecoeficiente, ver cómo funciona y hablar con otrosdirectivos del sector que los esté utilizando’, dice David Metcalfe. Luego viene lo difícil, las métricas, las cifras. ‘Debe conocer cuál es su gasto energético por componente, por tecnología, por área de gestión y por plataformas y su equivalente a emisiones en CO2′, añade Miguel Ángel Ordóñez. ‘Una vez controla esas cifras, ya puede calcular cuánto podría ahorrarse’.



TECNOLOGIA ECOLOGICA : PARA CASAS

Desde el exterior, la casa que está al final de Stocking Street no parece diferente de cualquier otra, pero camina a su alrededor hasta llegar a la parte de atrás y encontrarás un cobertizo construido especialmente para albergar lo último en tecnología ecológica: una pila de combustible de hidrógeno último modelo.

Hoy la casa de Lye, cerca de Stourbridge, en West Midlands, se convertirá en el primer hogar impulsado permanentemente por hidrógeno conectado a la red nacional. La pila de combustible, del tamaño de una nevera, producirá 1,5kW de electricidad y 3kW de calor para los habitantes de la casa, y cualquier energía excedente se devolverá a la red nacional.

"No deberías notar ninguna diferencia en la casa" señaló Waldemar Bujalski, de la Universidad de Birmingham, quien realizará un seguimiento de su rendimiento y fiabilidad. "Para una casa típica, el dispositivo es capaz de proporcionar una media del 65% de la energía y alrededor del 75% de la demanda energética total, tanto de electricidad como de calor".

Todavía no hay forma de llevar el hidrógeno por tuberías directamente hasta los hogares, por lo que casa de demostración utilizará gas natural. Este se pasa primero por un reformador de vapor que genera hidrógeno. El hidrógeno se combina, a continuación, con oxígeno en una pila de combustible (hecha por la empresa alemana Baxi Innotech), que produce electricidad y calor sin generar dióxido de carbono. Aunque crear hidrógeno a partir de gas produce algún dióxido de carbono, el uso de la pila de combustible reduce las emisiones totales de gases invernadero en un 40% en comparación con el gas solo.

La electricidad abastece directamente a la casa, mientras que el calor calienta el agua de los grifos y los radiadores convencionales. Según Bujalski, su equipo monitorizará la casa de demostración para ver si funciona bien la pila de combustible, con el fin de resolver problemas antes de que los dispositivos lleguen al mercado. En un principio, costarán unas 2.000 libras cada uno, señaló. En Alemania, se prevén instalar 800 pilas de combustible de hidrógeno para el 2010 como parte de una demostración a gran escala de la tecnología.

La casa que funciona con hidrógeno en el Reino Unido forma parte de un programa de investigación más amplio, de 2 millones de libras, dirigido por la Universidad de Birmingham, para observar la cadena de abastecimiento completa en cuanto a producción, almacenamiento y uso del hidrógeno en los hogares y los coches. El hidrógeno, componente del agua y uno de los elementos más abundantes de la Tierra, está considerado por muchos expertos como una de las mejores alternativas ecológicas a los combustibles fósiles, si se consigue crearlo con energías renovables sin carbono y se establece la infraestructura necesaria para su transporte.

DUCHA CON TECNOLOGIA ECOLOGICA

Actualmente, debido a las amenazas del cambio climático sonando en todos los noticieros, es muy común oir hablar sobre los problema de sequías que se presentarán si no hacemos desde ya algo para controlar el impacto de los gases de efecto invernaderos.

Es así que en búsqueda de una tecnología que nos ayude a ahorrar agua cuando tomamos el bano diario, Tomaso Colia ha diseñado una ducha ecológica Eco Drop Shower con el objetivo de dosificar la cantidad de agua que se gasta durante cada sesión de limpieza del cuerpo.

La ducha ecológica Eco Drop Shower dosifica la cantidad de agua que ha caído sobre la superficie del piso de la ducha y modifica su estructura de tal manera que conforme va cayendo agua la ducha va formando unas puntas que se van volviendo cada vez más incómodas para las plantas de los pies. Y así el malestar llegará a ser tan grande que la persona es prácticamente expulsada de la ducha bajo el pretexto que ya ha utilizado suficiente agua.

Considerando lo fuerte que es el tema de la conservación ecológica en estos días, no nos sorprende que la tecnología siga evolucionando acorde con la preocupación de la gente y el cambio que se experimenta. Sin embargo, una ducha que en lugar de ser experiencia placentera se transforme en una tortura, precisamente antes de empezar nuestra rutina laboral, no es precisamente algo con lo que todos soñemos.

Veremos que tanto éxito tiene esta ducha ecológica, todo puede intentarse en pro del ahorro del recurso más importante que tenemos: el agua. Sobre todo en lugares públicos donde tiende a ser mayor el desperdicio de agua.

viernes, 21 de mayo de 2010

ECOLOGIA


La ecología es la rama de la Biología que estudia las interacciones de los seres vivos con su medio. Esto incluye factores abióticos, esto es, condiciones ambientales tales como: climatológicas, edáficas, etc.; pero también incluye factores bióticos, esto es, condiciones derivadas de las relaciones que se establecen con otros seres vivos. Mientras que otras ramas se ocupan de niveles de organización inferiores (desde la bioquímicay la biología molecular pasando por la biología celular, la histología y la fisiología hasta la sistemática), la ecología se ocupa del nivel superior a éstas, ocupándose de las poblaciones, las comunidades, los ecosistemas y la biosfera. Por esta razón, y por ocuparse de las interacciones entre los individuos y su ambiente, la ecología es una ciencia multidisciplinaria que utiliza herramientas de otras ramas de la ciencia, especialmenteGeología, Meteorología, Geografía, Física, Química y Matemática.

Los trabajos de investigación en esta disciplina se diferencian con respecto de la mayoría de los trabajos en las demás ramas de la Biología por su mayor uso de herramientas matemáticas, como la estadística y los modelos matemáticos. Además, la comprensión de los procesos ecológicos se basa fuertemente en los postulados evolutivos (Dobzhansky, 1973).

TECNOLOGIA

Es el conjunto de conocimientos técnicos, ordenados científicamente, que permiten diseñar y crear bienes o servicios que facilitan la adaptación al medio y satisfacer las necesidades de las personas. Es una palabra de origen griego, τεχνολογία, formada por téchnē (τέχνη, "arte, técnica u oficio") y logía (λογία), el estudio de algo. Aunque hay muchas tecnologías muy diferentes entre sí, es frecuente usar el término en singular para referirse a una de ellas o al conjunto de todas. Cuando se lo escribe con mayúscula, tecnología puede referirse tanto a la disciplina teórica que estudia los saberes comunes a todas las tecnologías, como a educación tecnológica, la disciplina escolar abocada a la familiarización con las tecnologías más importantes.

La actividad tecnológica influye en el progreso social y económico, pero también ha producido el deterioro de nuestro entorno (biosfera). Las tecnologías pueden ser usadas para proteger el medio ambiente y para evitar que las crecientes necesidades provoquen un agotamiento o degradación de los recursos materiales y energéticos de nuestro planeta.



TECNOLOGÍAS ECOLOGÍ CAS: Automóviles eléctricos y pilas de hidrógeno

En 2003, el NECAR 5 atravesó los EE.UU. en 12 días, demostrando que los automóviles a pila de combustible podían recorrer grandes distancias.
Hace doscientos años, el ingeniero suizo François Isaac de Rivaz inventó un motor de combustión interna que funcionaba con una mezcla combustible de hidrógeno y oxígeno, pero el automóvil que diseñó para el motor fue un fracaso. Los primeros automóviles eléctricos se inventaron unos 25 años más tarde, mucho antes de que aparecieran los Sres. Daimler, inventor del motor a gas moderno en 1885, y Benz, titular, en 1886, de la patente DRP 37435 por un automóvil a gasolina.
A principios del siglo XX, los automóviles eléctricos eran más comunes que los modelos a gasolina, por muchas de las razones por las que hoy los consumidores se interesan nuevamente por los automóviles eléctricos: no producían emanaciones nocivas, eran silenciosos y más fáciles de manejar. Entonces, ¿por qué los automóviles a gasolina, más contaminantes, coparon el mercado? Esto se debe a varios factores.

jueves, 20 de mayo de 2010

TECNOLOGIA ECOLOGICA

La tecnología va avanzando haciendo que las máquinas sean más eficientes por el mismo costo. Irónicamente, en la mayoría de los casos, estos avances son implementados en equipos que debido a su tamaño o potencia mantienen la eficiencia relativa promedio en el mismo nivel o más bajo. Esto se traduce en mayor consumo de recursos naturales, productos no reciclables con corta vida de uso y pocas opciones en el mercado que sean ambientalmente y económicamente amigables.

Sin embargo la demanda por “tecnología ecológica” es cada vez mayor, y esto es gracias a una renovada y creciente conciencia ecológica. Un mayor número de personas está viendo más allá de la propaganda, dejando el consumismo a un lado para evaluar la viabilidad de diferentes tecnologías. Este nivel de conciencia les permite observar qué tecnologías deben superarse, adoptarse, mejorarse o ignorarse en pro de mejorar su calidad de vida causando el menor impacto posible al medio ambiente.

Lamentablemente, este no es el caso general. Como plantea el informe del Departamento de Desarrollo Humano del PNUD para la República Dominicana de junio del 2008, “a nivel político no existe aún una real comprensión de la importancia de la sostenibilidad ambiental como base de la vida y de la economía dominicana.” y esto lo extiendo al resto de la población. Sin embargo, existen prácticas que se podrían aplicar para ayudar a alcanzar este nivel de conciencia en la población y quizás aumentar la demanda de tecnologías ecológicas en las República Dominicana.


En primer lugar, no existe suficiente publicidad para las tecnologías ecológicas, ni por parte de vendedores, ni del Estado, ni de los medios de comunicación. Con publicidad se divulgaría información sobre estas tecnologías. Se podría exponer sus ventajas y desventajas en comparación con las tecnologías actuales dando oportunidad a más personas de evaluar su viabilidad. Sería idóneo hacer énfasis en tecnologías viables para así aumentar su atractivo lo que podría aumentar su demanda.
UNA CASA ECOLOGICA
Que forma tan bonota de cuidar la naturaleza

video